960x02

 

Entrevista de Derek Scancarelli / Forbes.com. Enero 23 2019.

Cuando el productor, ingeniero y tecnólogo musical David Frangioni se sentó a compilar su libro más reciente, Crash: los kits de batería más grandes del mundo, de Appice a Peart a Van Halen, sabía que tenía que incluir a dos personas: el baterista icónico Carl Palmer de Emerson, Lake & Palmer y el baterista de KISS, Eric Singer.

Afortunadamente, logró que escribieran la introducción y conclusión del libro, respectivamente.

Crash, el libro ilustrativo de 207 páginas, presenta de cerca los kits de batería más famosos de la historia del rock’n roll. Las imágenes y el texto detallados resaltan el diseño detrás de los tambores de bandas como The Beatles, Aerosmith, Iron Maiden, Rush, Metallica, Journey, Black Sabbath y más. Es como un libro de texto de escuela secundaria lleno de una línea de tiempo de percusión de rock.

Para los fanáticos de KISS, el libro viene completamente cargado. Aparte de una sección dedicada a la configuración del kit utilizado en el disco Destroyer de 1976 del baterista fundador Peter Criss. Crash presenta además una extensión de diez páginas con tres de los kits de batería más legendarios de Eric Singer, quien comenzó a tocar junto a KISS en 1991, está a punto de embarcarse en la gira End Of The Road de la banda.

Singer y Frangioni hicieron amistad a través de la música y la caridad. De hecho, muchos de los kits de batería de Singer residen en Miami en el Drum Experience Center, una instalación similar a un museo donde los niños necesitan aprender a tocar. El centro es una división de la Fundación Frangioni, que recibe directamente una parte de las ventas de Crash.

A continuación, David Frangioni y Eric Singer discuten sobre los tambores que revolucionaron la música, la expresión de un baterista y los kits de KISS del pasado, el presente y el futuro.

5-david-frangioni_eric-singer_gene-simmons-1200x1600

 

¿Cuál fue tu enfoque para compilar este libro?

Frangioni: Es una celebración de la batería, la batería, el baterista y las épocas en las que estos kits fueron una parte importante de sus bandas. Los tambores son uno de los raros instrumentos en los que puedes ver un kit y tiene un impacto en ti incluso antes de que lo escuches.

Tenía muchas ganas de que tuviera varias fotografías, para que la gente pudiera disfrutar de los kits como si estuvieran caminando por un museo. Para las personas que son más fanáticos de los tambores, podrían profundizar un poco más.

 

¿Por qué los tambores merecen tanta atención al detalle?

Singer: Lo bueno de la batería, es que es un instrumento muy personalizado. No es que no puedas pintar una guitarra a la medida o hacer que el cuerpo de una guitarra tenga una forma determinada. Pero lo que pasa con un piano o una guitarra, generalmente tienen la misma cantidad de teclados, teclas, trastes o cuerdas.

Los bateristas pueden configurar un kit que se adapte físicamente a sus necesidades, basándose en el hecho de que estamos construidos anatómicamente de manera diferente entre nosotros. Tengo 5’6 “, así que configuraré los tambores para que se adapten a mi estatura física.

Algunas personas quieren expresarse en solo tres o cuatro tambores. Otros quieren 10 o 15. Ese individualismo se expresa a lo largo del libro.

resized1-eric-singer-mirror-ball-kit-kiss-1200x805

 

¿Qué batería te emociona más en este libro?

Singer: Para mí, la pieza central real de ese libro es probablemente el kit de acero inoxidable Brain Salad Surgery’ de Carl Palmer. Es una obra de arte.

Era una expresión pura de alguien que tiene una visión y se la realiza. Ni siquiera fue un fabricante de tambores el que hizo los tambores. Cada aspecto era personalizado.

Carl Palmer fue uno de los mejores héroes del tambor, especialmente a principios y mediados de los 70, hasta que apareció Neil Peart de Rush. Luego se convirtió en el próximo gran baterista de rock progresivo. Pero, Palmer era el innovador.

Fue uno de los primeros en utilizar la electrónica, la forma más primitiva de sintetizadores de tambor. Emerson, Lake & Palmer era una banda visual. Presentaron su espectáculo con luces y sintetizadores. No solo en los teclados de Keith Emerson, sino que Palmer incorporando su toque como baterista… Fue la primera vez que lo vi.

El enfoque de Carl no fue solo un show de rock. El rock progresivo estaba en su mayor momento. Tenías a Emerson, Lake & Palmer, Genesis y Pink Floyd. Todos ellos podrían tocar en arenas de 20,000 asientos. Vi a ELP, en un foro para 75,000 asientos en el estadio Cleveland, cuando era un niño en 1974. Ese fue un momento especial. Para mí, ese kit es una época. Es uno de los kits icónicos y únicos que se hayan hecho en la historia de la batería.

 

Eric, tu kit de espejos se muestra prominentemente en Crash, ¿dirías que también es uno de los kits más personalizados que se han hecho?

Singer: Estuvo inspirado e influenciado por personas que lo habían hecho antes. La primera vez que vi a alguien hacer un juego como bola de espejos disco fue a Alice Cooper en la gira Billion Dollar Babies en 1973. Y luego KISS en 1975 en la gira Alive. El baterista de Triumph  (de Canadá),  Gil Moore también tenía un kit de ‘bola de espejos’.

Por lo tanto, se había hecho un par de veces. Recuerdo que cuando era niño pensaba: “¡Qué bien!”. Lo genial es que a veces eres lo suficientemente afortunado como para  realizar tus sueños. Pudo hacer el kit que siempre quise. Cada aspecto de mi kit fue hecho a medida. Tienes que estar justo arriba y tener todos los detalles señalados para apreciar ese aspecto.

Tu batería es una extensión de ti mismo. No es solo cómo tocas, sino cómo te quieres ver y que te vean.

2-eric-singers-las-vegas-kiss-light-up-kit-1200x956

Eric, ¿cuál es el kit más grande en el que has tocado

Singer: David tiene uno de mis kits viejos, que es un kit de acrílico transparente con las luces adentro. Ese es el kit más grande que he tocado en mi carrera.

Fue de KISS Las Vegas 2014. Debido a que me gustó tanto, terminé usándolo para otras giras de KISS después de eso. Cuando piensas en Las Vegas, ¿en qué piensas habitualmente? Elvis, Liberace, elegante, grande y exagerado.

Tenía luces LED incorporadas. Se sincronizaron e incorporaron con las plataformas de iluminación. Entonces, el diseñador de la luz logro hacer todo por un esquema de color, si quisiera todo lo azul, los tambores se encenderían azul también. Él tenía el control total durante todo el espectáculo.

 

Hay una foto en Crash que te muestra en este enorme kit. ¿Son estos un tanto infalibles o siempre hay un factor de riesgo para ellos?

Singer: Hemos tenido dos tipos. Hay uno que se adhiere a las esquinas de la columna vertical del tambor en las cadenas motorizadas. Cuando sube, esa cosa está girando alrededor. Hemos tenido momentos en que uno de los motores se desincronizó y la cosa comenzó a fallar.

Sentí un par de veces que los tambores iban a sonar. No fueron atornillados. Si esa cosa va hacia un lado, esos tambores se caerán de ese elevador.

Estoy pensando, “¿Cuál es mi plan de salida aquí? ¿Qué voy a hacer? Tendré que agarrarme a una de esas cadenas ”. ¡Y esas cadenas están llenas de grasa!

El otro tipo de elevador que usamos fue como un elevador de tijera. Ese es probablemente más seguro.

edit_crash-by-david-frangioni-eric-singer-kiss-1200x1508

 

Lo bueno de este libro es que puedes ver la evolución de la batería como lo hace la música popular. ¿Intentaste trabajar en el contexto histórico de esa manera?

Frangioni: A medida que los tiempos cambian y los espectáculos se hicieron más grandes y la música evolucionó, los kits de batería lo acompañaron.

Si miras a Keith Moon en los años 70, se rodearía de tambores. Hay tomas icónicas de él tocando ese kit Premier blanco. Parece que está en un mar de tambores. Nadie realmente hizo nada antes o después de eso que tuviera esa apariencia.

Antes de eso, tenía un kit icónico llamado “Pictures of Lily”, a finales de los años 60. Tenía todas estas pinturas artísticas. Es increíblemente famoso entre los bateristas y los fans de The Who. El kit fue desmontado y hay una pieza aquí y una pieza allí. Pero Premier hizo un kit de homenaje en 2006. Si miras el kit R30: 30th Anniversary World Tour de Neil Peart, dice: “Me inspiré para este kit en ‘Pictures Of Lily'”.

 

¿Recuerdas el primer kit de batería que tuviste?

Frangioni: Mi primer kit fue un Rogers que mis padres compraron usado. Era un champán rosado de cuatro piezas con una campana de vaca y un par de platillos. Había estado tomando lecciones durante un par de años en guías telefónicas, tocando en las páginas amarillas. Mis padres vieron que lo tomé en serio y me compraron un kit real.

Singer: Mi primer kit fue una Dixie con destellos azules, que fue hecha por Pearl. Irónicamente, porque eso es lo que he estado tocando durante los últimos 32 años, Pearl Drums.

Un kit de batería no solo es una gran inversión de costo, sino que también es el espacio que va a ocupar y el ruido que vas a hacer. Una vez que mis padres se dieron cuenta de que era serio, me consiguieron un bombo y una caja. Al año siguiente me compraron un tom-tom. Al año siguiente, mi papá me compró un Rogers, igual que David, un kit de destellos de plata. Eso fue en 1972 para mi cumpleaños 14. Todavía tengo ese set.

Las posesiones materiales representan marcos de tiempo y períodos en nuestras vidas que son muy importantes para nosotros. Al igual que la música y la ropa, nuestros instrumentos musicales pueden recordarnos a nuestra juventud.

 

Eric, ¿qué tipo de batería podemos esperar en la próxima gira de despedida de KISS?

Singer: En realidad me hicieron otro kit de ‘bola de espejos’. Lo estamos terminando juntos, como una banda. En lugar de verlo como, “Hey, se acabó”. Lo estamos viendo como, “Hey, estamos celebrando todas las cosas KISS”.

Pensé: “¿Cuál es el kit de KISS más típico?”. Un acabado de bola de espejo de disco, es el mejor kit para una banda como KISS.

Paul [Stanley] siempre me decía: “¡Es el mejor kit que has tenido!” Es lo que tipifica ese look glam de los 70’s. KISS siempre ha sido influenciado por toda la era. Paul había roto guitarras de espejo y pedrería. Le encanta esa apariencia. Si Paul Stanley fuera un baterista, eso es lo que estaría tocando.

Dependiendo de cuánto dure el recorrido, tengo un par de ideas en la manga. Este puede no ser el último kit. No creo que lo sea.

960x0

 

Nota original: https://bit.ly/2AZ3WKK

""

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s